La tecnología siempre ha tendido a mejorar la calidad de vida de las personas, y la domótica desde su invención ha servido para este propósito. Son muchas las ventajas que otorga el automatizar las funciones básicas de un hogar o de un negocio.

Ahorro de energía

La primera ventaja es que la unión de los sistemas domóticos consigue reducir en gran medida el coste energético debido a que automatiza las tareas de manera que optimiza cada proceso, utilizando solo los recursos que necesita en cada momento.

Seguridad

La protección de la vivienda y de quienes viven en ella es una de las prioridades de la domótica. Gracias a sensores y detectores, se detectan las intrusiones incluso antes de que consigan acceder al interior. Hay cerraduras inteligentes que detectan forzados, detectores en las ventanas para averiguar si se rompen o se fuerzan, sensores que detectan fugas de agua o gas, y detectores de incendios.

Teleasistencia

Los sistemas domóticos siempre envían notificaciones con las alertas y alarmas de lo que sucede en el Smart Home, por lo que se puede actuar de inmediato incluso si te encuentras en otro lugar del planeta.

Confort

Facilita la vida de sus usuarios ya que estos no tendrán que preocuparse de las funciones básicas del hogar, basta con configurarlas al gusto al instalarlo y listo. Además siempre podrá configurarse de nuevo, añadir nuevas funciones, etc. Resulta muy sencillo de usar, con un smartphone, una tablet, un ordenador o una consola de control se pueden realizar una enorme cantidad de opciones, algo ideal para personas mayores o con movilidad reducida.

Abrir chat