4 fuerzas de la domótica

 

Son muy variadas las ventajas que ofrece un hogar inteligente, por ejemplo, una excelente opción es la de regular la temperatura encendiendo o apagando la calefacción desde el móvil, sin importar dónde nos encontremos, lo que permite también un mayor ahorro. Sin embargo, la domótica va mucho más allá. Hoy nos centraremos en cuatro tecnologías aplicadas al control del hogar.

1. Seguridad

La tranquilidad es mayor cuando las cámaras y los sensores ayudan a localizar cualquier incidencia que se produzca en el hogar, como inundaciones, incendios o movimientos sospechosos, entre otros. Esto permite controlar, en todo momento, lo que sucede en el hogar incluso cuando estamos fuera de casa.

La simulación de presencia es otra de las claves de la domótica. Es posible ausentarnos del hogar durante varios días y hacer creer que hay personas en casa mediante el encendido de luces, de la televisión, bajar y subir persianas, a cualquier hora del día. El sistema domótica nos da información sobre el estado del hogar.

2. Iluminación

Una de las funciones más destacadas de la domótica es la de regular y controlar las luces de nuestro hogar, activándola desde los dispositivos previamente configurados o con los sensores instalados en la vivienda.

Una buena iluminación es uno de los puntos fuertes en la decoración de un hogar. La domótica permite combinar los diferentes tipos de iluminación: luz general, luz ambiental y luz específica. Esta configuración nos ayuda a tener una atmósfera agradable y permite destacar diferentes áreas de los espacios de la vivienda, creando ambientes únicos. Por ejemplo, proporciona flexibilidad en la iluminación en función de si lo que se quiere es leer o ver una película.

3. Ahorro

Realmente el ahorro en la domótica lo ofrece la programación de las tareas, es decir, el hecho de poder contar con un sistema inteligente que posibilite apagar y encender luces cuando es necesario. Se puede realizar el control del clima en función de las horas que vayamos a estar en casa. Por ejemplo, si queremos que a las 18:00 la vivienda tenga una temperatura de 21oC, el sistema arrancará con la antelación suficiente para que a esa hora se alcance la temperatura deseada.

4. Comodidad

El objetivo de la domótica es mejorar la calidad de vida de las personas que habitan en el hogar. El videoportero, por ejemplo, nos permite ver en nuestro dispositivo móvil quién llama a la puerta de nuestra casa aunque no estemos en ella, y si deseamos abrir o no la puerta. Por ejemplo, cuando los niños llegan del colegio, les abrimos la puerta sin necesidad de que ellos tengan llaves, o si los niños están solos en casa, tenemos la posibilidad de abrir la puerta si quienes llegan son los abuelos, o la profesora de inglés, o denegarlo si quien llama es un desconocido. Los sistemas de alerta y avisos nos permiten conocer en todo momento lo que pasa y tienen capacidad de notificarnos alertas en caso de detectar algún movimiento sospechoso.

Abrir chat